Libro: El Cristal con Que Se Mira

Libro: El Cristal con Que Se Mira

de


Precio: Q45.00
Recíbelo en:
Ciudad Guatemala y Alrededores* 1 a 2 días Detalles
Interior 2 a 4 días

Elegible para cuotas.
Cuotas Disponibles por banco


Cuotas Monto
3 Q15.68
6 Q7.84
10 Q4.70
12 Q3.94
15 Q3.18
18 Q2.68
24 Q2.06
36 Q1.43

Cuotas Monto
3 Q15.68
6 Q7.91
10 Q4.77
12 Q4.01
15 Q3.26
18 Q2.71
24 Q2.03
36 Q1.38
48 Q1.03

Cuotas Monto
2 Q23.18
3 Q15.45
6 Q7.84
10 Q4.73
12 Q3.96
15 Q3.23
18 Q2.69
24 Q2.03
36 Q1.41

Cuotas Monto
3 Q15.71
6 Q7.91
10 Q4.77
12 Q4.01
18 Q2.76
24 Q2.12
36 Q1.41

Cuotas Monto
3 Q15.41
6 Q7.80
10 Q4.69
12 Q3.94
15 Q3.21
18 Q2.73
Disponible.
Costo de envío: Q20 Detalles
  • Titulo: El Cristal con Que Se Mira.
  • Autor: Alicia Molina / Mercè López.
  • Colección: A la orilla del viento (infantiles).
  • Editorial: Fondo de Cultura Económica.
  • Año de Edición: 2011.
  • Nº Páginas: 220 páginas.
Q45.00
Recíbelo en:
Recíbelo en:
Ciudad Guatemala y Alrededores* 1 a 2 días Detalles
Interior 2 a 4 días
Disponible.

Pago en efectivo disponible
100% de Compra Protegida.
Productos originales | Pagos seguros
Compartir

Información del producto

  • PID YThkMGE2Yz
  • Número de modelo 9786071606549
  • Fabricante FCE
  • ISBN 9786071606549

Descripción del producto

Realiza tu compra en Pacifiko y recibe tu envío en cualquier dirección de Guatemala.


Emilia tiene problemas de audición, por lo que continuamente se aísla en su mundo de silencio; Diego desea conocer a su padre e inicia su búsqueda; mientras que Andrea debe descifrar por qué la relación con su madre se ha vuelto tan tirante que resulta imposible la comunicación entre ellas. Todos ellos nos enseñarán cómo vive un niño con discapacidad entre los demás niños y cómo, en realidad, entre ellos no existen los prejuicios. "Su mamá y su maestra de lenguaje le enseñaron a leer antes de entrar al colegio y, junto con la maestra de tercero, armaron una estrategia muy eficaz que Emilia utilizaba en cada curso: preparaban por adelantado cada clase, para que la niña llegara a la escuela conociendo de antemano los conceptos y palabras nuevas que incluiría la lección. Se necesitaba disciplina, pero eso le había exigido la vida desde los nueve meses de edad, cuando descubrieron que no balbuceaba porque no oía bien."

No hay opiniones de clientes